AbbVie (ABBV)

Historia de la empresa

AbbVie cotiza como empresa independiente en la bolsa de Nueva York desde enero de 2013. Antes de esa fecha, formaba parte de Abbott Laboratories, una empresa dedicada a la producción e investigación farmacéutica con sede en Illinois (EE. UU.). Abbot decidió dividir sus operaciones entre dos empresas: Abbot, dedicada a la fabricación de aparatos e instrumentos, y AbbVie, dedicada a crear productos farmacéuticos a partir de la investigación.

La división farmacéutica, AbbVie, tuvo mucho éxito gracias a su producto Humira, cuya licencia estaba a punto de caducar. Inmediatamente, AbbVie comenzó a adquirir otras empresas dedicadas a la fabricación de productos farmacéuticos y patentes, incluidas ImmuVen y duvelisib, en asociación con Infinity Pharmaceuticals.

La investigación y los productos de AbbVie se han centrado en los inmunosupresores y en fármacos que alivian los efectos secundarios de otros tratamientos. En consonancia con esa estrategia, han lanzado al mercado un producto con licencia basado en el cánnabis, llamado Marinol. Este producto ayuda a los pacientes de cáncer a soportar mejor el tratamiento de quimioterapia y hace que sientan menos náuseas.

Operar con AbbVie: qué necesita saber

  • El valor de apertura de las acciones de AbbVie en la bolsa de Nueva York era de 33 USD el 14 de diciembre de 2012, antes del lanzamiento de la empresa, que tuvo lugar al mes siguiente. El rendimiento de estas acciones fue estable hasta el segundo semestre de 2017; entonces, el interés de los inversionistas experimentó un fuerte aumento.
  • Por esas fechas, AbbVie lanzó un nuevo producto llamado Humira. AbbVie tuvo que afrontar diversos litigios judiciales relacionados con otros productos similares, y también tuvo que hacer frente a las dudas que existían acerca de que el producto fuera completamente seguro.
  • A pesar de estos temores, el 26 de enero de 2018 las acciones de AbbVie alcanzaron un máximo de 123,21 USD.
  • El 28 de diciembre de 2018, las acciones estaban valoradas en 91,12 USD.
  • Marinol solo es uno de los diversos productos farmacéuticos de AbbVie. Aunque la empresa está en condiciones de subirse a la cresta de la ola del cánnabis, es poco probable que sufra pérdidas si la legislación tarda en desarrollarse. Algunos inversores consideran que AbbVie es una inversión sólida porque la empresa no está excesivamente expuesta a un solo producto, a diferencia de otras operaciones farmacéuticas.
  • En la bolsa de valores NASDAQ, las acciones de AbbVie sufrieron una pequeña caída a finales de 2018. Sin embargo, esto no ha afectado a la confianza de los inversores. Se espera que las acciones tengan un rendimiento constante a lo largo del año. A principios de 2019, AbbVie podría caer hasta su valor más bajo para el futuro próximo.
  • El temor que suscitaba Humira inicialmente ya ha quedado en el olvido y AbbVie ha creado Imbruvica y Mavyret. Se trata de dos productos que no son derivados del cánnabis y cuya finalidad es ayudar a enfermos de cáncer y VIH. Estos productos por sí solos reportaron a AbbVie unos beneficios de 4000 millones de dólares en 2018.
  • Entre los próximos productos de AbbVie se incluyen Venclexta, Orilissa, Risankizumab y Upadacitinib. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) ya los ha aprobado y es probable que la empresa obtenga grandes beneficios gracias a estos productos.
  • La rentabilidad por dividendo de Abbvie prevista para 2019 es del 4 %.

Aconsejamos a los operadores que deseen invertir en acciones de AbbVie que primero analicen detenidamente el sector farmacéutico, especialmente en lo relativo a las previsiones del mercado del cánnabis.

Operar con ABBV