Operar con el índice S&P 500

Como su nombre indica, el índice S&P (Standard and Poor’s) 500 se compone de 500 empresas que cotizan en bolsa y es el segundo índice más seguido después del índice industrial Dow Jones. El S&P 500 es más grande y más diverso que el índice Dow Jones, y representa un 70 % del valor total de los mercados bursátiles de Estados Unidos. Las empresas que figuran en él son demasiado numerosas como para enumerarlas aquí, pero representan todos los sectores principales —en particular en Estados Unidos— e incluye Amazon, Bank of America, Facebook, Johnson & Johnson, Southwest Airlines y Xerox. La lista se actualiza periódicamente. Las acciones incluidas deben ser aprobadas por un comité y ajustarse a los criterios específicos para la capitalización bursátil y de volumen de operaciones mensual.

El índice S&P 500: qué necesita saber

  • La mayor variedad y diversidad del S&P 500 la convierte en general en un mejor indicador del mercado que el índice industrial Dow Jones. Dado que no es un índice de precios ponderados, hay quienes opinan que es una mejor medida de la dirección del mercado que el índice Dow Jones.
  • El S&P 500 era antes un índice de capitalización ponderado, o sea que los movimientos de preciso en acciones con un nivel mayor de capitalización bursátil tiene un mayor impacto en el índice. Esto ha cambiado desde entonces. El S&P 500 es ahora un índice de ponderación de flotación libre, por lo que la capitalización bursátil se calcula como el precio de la acción multiplicado por la cantidad de acciones disponibles para negociación pública (denominada la flotación).
  • El comercio con el índice S&P es de gran aceptación. Los expertos opinan que el mejor momento para operar es temprano en un día hábil de negociación, mientras que las horas del mediodía son las más flojas.
  • El S&P reacciona a los sucesos en el mundo, como catástrofes naturales, guerras, agitación política y noticias económicas. Es también importante seguir la información económica de Estados Unidos, incluidas tasas de paro, creación de puestos de trabajo, tasas de interés, cifras del PIB y otros criterios de referencia económicos.

 

Operar con el S&P 500