Operar con paladio

El paladio es un metal precioso excepcional y es treinta veces más inusual que el oro. Es sumamente valioso por sus usos en la industria electrónica, el sector médico, la industria joyera y las industrias químicas. El metal se suele utilizar en catalizadores para automóviles, por su capacidad para ayudar a acelerar reacciones químicas y a filtrar gases tóxicos del escape de automóviles y convertirlos en sustancias más seguras. El paladio se utiliza también para crear oro blanco y le otorga a la aleación de gran aceptación su tonalidad blanca y plateada.

Factores que pueden influir en los precios del paladio

  • Situación económica: la situación económica clave del mundo, como Estados Unidos, la zona del euro y China puede afectar considerablemente a los precios del paladio. Si las economías son sólidas, es probable que el precio del paladio suba, en contraste con otros metales preciosos. Del mismo modo, los precios del paladio tienden a bajar con el debilitamiento de las economías.
  • Demanda: la demanda industrial puede afectar en gran medida al precio del metal precioso.
  • Minería: las huelgas laborales y el agotamiento de las minas pueden afectar el precio del paladio, paralelamente al aumento o a la reducción de la disponibilidad del metal.

Operar con paladio es diferente que hacerlo con otros metales preciosos y tiene ventajas palpables. Es uno de los metales preciosos básicos de mayor aceptación para operar, pero se conoce por la extrema estabilidad de su precio. A diferencia del oro y de la plata, los precios del paladio permanecen bajos y asequibles, mientras que el mercado ha crecido y la demanda del metal ha aumentado.

Operar con paladio