Operar con plata

La plata es el metal más blanco, maleable y conductor y se utiliza hace ya siglos para una variedad de propósitos, incluidos armamento, joyas, utensilios, maquinaria y comercio internacional. La plata se ha utilizado como moneda en todo el mundo y en muchos países se utilizan monedas acuñadas en plata. A medida que muchas economías pasaron a usar billetes de banco, estos tenían respaldo de plata y oro. El nombre de la libra esterlina británica deriva del hecho de que se suponía que valía una libra de plata esterlina. También el papel moneda de Estados Unidos estaba respaldado por plata y oro. Después de la Guerra Civil, la plata se dejó se usar y el presidente Nixon anuló el patrón oro en 1971. La decisión causó una gran demanda pública de oro y plata y hubo un gran aumento en los precios. Tras la anulación del respaldo de oro y plata, la demanda de estos metales preciosos aumentó y su valor subió de manera drástica. La inversión en metales preciosos se considera una buena manera de protegerse contra la inflación. A pesar de que la plata es menos rara que el oro, ha influido de gran manera en las divisas y se movido siempre junto con los precios del oro.

Factores que influyen en los precios de la plata

  • El volumen de producción mundial influye en los precios. Al tratarse de un metal precioso, el precio varía en función de su disponibilidad en el mercado.
  • Si la inflación está en alza, los operadores suelen invertir en oro y plata. Al aumentar la demanda, los precios suben en consecuencia.
  • El precio de la plata tiende a estar correlacionado con el del oro. Las tendencias muestran que cuando el oro sube o baja, la plata se comporta de la misma manera.
  • La plata también tiene usos industriales, entre otros en electrónica, fotografía y en la industria automotriz. También la demanda industrial puede impulsar los precios de la plata al alza.

Quienes deseen comerciar con plata deben estar atentos a los numerosos factores que pueden influir en los precios.

Operar con plata